Pago impuestos, luego existo…

El filósofo racionalista Descartes en su Discurso del Método decía aquello de “je pense, donc je suis”, frase que se hizo famosa en su versión latina: “cogito ego sum”, es decir, “pienso, luego existo”.

Esa sentencia quizás sea irrefutable aplicada a un filósofo, pero desgraciadamente para el común de los mortales eso de pensar es un lujo que muy pocos se suelen permitir… Sin embargo hay algo de lo que nadie se escapa a lo largo de toda su existencia, ya sea inteligente, necio o medio pensionista: pagar impuestos!

Los impuestos, al igual que la muerte, son las únicas dos cosas a las que ningún ser humano podrá escapar: desde el primer pañal del recién nacido hasta la caja de pino del recién fallecido llevan su IVA correspondiente. Y entre medias, cada uno de los días de nuestra existencia, desde que nos levantamos cada mañana y encendemos la luz o abrimos el grifo del agua caliente comenzamos a pagar impuestos (devengamos el IVA de las facturas de las compañías suministradoras de electricidad, agua y gas), algo que no dejamos de hacer hasta que nos vamos a la cama por la noche…

Este desfalco impositivo al que los políticos nos someten, es asumido por los individuos de las sociedades occidentales con resignación… Nadie se revela, es más, todavía hay partidos políticos que propugnan que se incremente! Pero si es que los impuestos en España no han hecho más que subir!!! Analicemos el caso del tipo general del IVA:

  • El gobierno de Felipe Gonzalez (PSOE) lo establece en el 12% en Enero de 1986.
  • Los socialistas lo suben al 13% en Enero de 1992.
  • El gobierno socialista lo vuelve a subir al 15% en Agosto de 1992.
  • Nuevamente los socialistas encabezados por Felipe González lo incrementan hasta el 16% en Enero de 1995.
  • Después de 15 años de tregua, en Julio de 2010 otro gobierno socialista, esta vez el de Zapatero, lo sube tres puntos de golpe, hasta el 18%.
  • El gobierno de Mariano Rajoy (PP), en Septiembre de 2012 lo sube otros tres puntos más, hasta el 21% actual.

Los 9 puntos de incremento de este impuesto en poco más de 25 años, en los que pasó del 12% al 21%, representan nada menos que una SUBIDA DEL 75%!!!

Si hiciéramos la misma revisión histórica con el resto de impuestos veríamos que la mayoría de ellos han seguido la misma senda en las últimas décadas: una subida escandalosa!

Según recientes estadísticas de la OCDE, como promedio el 39,5% del coste salarial de los trabajadores españoles se lo llevan entre el IRPF y la Seguridad Social. Si al 60,5% restante le descontamos los impuestos locales (IBI, impuesto sobre vehículos, etc.), el 21% del IVA de la mayoría de lo que consumimos (el 10% en el caso de la comida), algo más del 100% que pagamos de impuestos cada vez que llenamos el depósito del coche (impuesto especial de hidrocarburos más el IVA), etc., llegaremos a la conclusión de que bastante más de la mitad del dinero que generamos con nuestro trabajo va a parar a las arcas públicas… Y encima tenemos unas cifras de déficit y de deuda pública astronómicas!!! (esto ya será objeto de otro análisis en un próximo post…).

 

 

 

La Pareja ni se elige, ni se busca, ni se encuentra… La Pareja se construye día a día!

Hace ya casi 20 años que tuve la experiencia de criar una camada de perros: cruzamos a Mara, mi hembra de Rottweiler y parió 10 preciosos cachorros. Cuando nacieron todos nos parecían iguales, era prácticamente imposible diferenciarlos!

Los pusimos a la venta y pasadas las ocho primeras semanas empezaron a llegar compradores para elegir a su cachorro… Y les ocurrió lo mismo que a nosotros durante los primeros días: los veían iguales y les costaba un montón decidirse. Al final, después de muchas dudas, elegían uno más bien basándose en el sexo deseado y se marchaban a casa con mucha ilusión, pero sin ninguna certeza de haber elegido al mejor, al más sano o al más bonito.

Pero sorprendentemente, unos meses después, cuando tuvimos que quedar con cada dueño para darle el pedigree, la historia se repetía sin variación: todos estaban convencidos de que se habían llevado al mejor y al más bonito. Habían transcurrido apenas tres o cuatro meses, pero las experiencias compartidas y el cariño que le habían dado y que habían recibido de su cachorro era tal, que ya por nada del mundo serían capaces de cambiarlo por otro!

Yo pienso en la relación de pareja como algo parecido: puede que cuando esté single haya muchas mujeres que me resulten atractivas, pero cuando empiezo una relación seria, cuando veo que esa atracción inicial se va convirtiendo en complicidad, en un vínculo afectivo sólido; cuando se van acumulando experiencias compartidas (culturales, gastronómicas, sexuales, vacaciones, viajes, etc.) y soy consciente de que compartimos un proyecto de vida en común sin fecha de caducidad… entonces dejan de existir el resto de las mujeres, incluso el resto del mundo. Porque mi mundo se convierte en un mundo de dos: dos seres que se complementan y que se aportan, que se motivan y se apoyan, que creen y confían el uno en el otro, que se entregan su cariño a diario… en definitiva, que apuestan cada día por construir ese vínculo maravilloso que es La Pareja con mayúsculas.

En esa concepción que tengo de La Pareja no caben los sucedáneos: es todo o nada; crecer o decrecer, construir o destruir. Es lógico que una pareja pase por altibajos e incluso por períodos de crisis, pero si se trata de un vínculo sólido y los dos tienen claro por encima de todo que quieren seguir unidos, cada una de esas etapas debe considerarse un aprendizaje más, seguramente necesario para esa construcción y ese afianzamiento de la relación.

Puede que muchos de mis seres más cercanos, que saben que he pasado por dos matrimonios y varias relaciones más, incluso se rían al leer lo que acabo de escribir. Pero no me importa nada! Como decía el filósofo “yo soy yo y mis circunstancias”; y como decía Thomas Alba Edison: “no considero que haya fracasado cientos de veces hasta llegar a mi objetivo, simplemente descubrí muchas maneras que no funcionaban…”

Me despido con una romántica estrofa del gran Sabina, que le viene que ni pintada a este post: “que todas las noches sean noches de boda, que todas las lunas sean lunas de miel…”

 

Mis 10 mandamientos

De las múltiples enseñanzas que el maestro Osho nos dejó, publicadas en decenas de libros, voy a destacar ahora las tres siguientes:

  • No obedezcas ningún mandato, a no ser que sea un mandato desde tu interior.
  • No hay otro Dios que la vida misma.
  • La verdad está dentro de ti. No la busques en ninguna otra parte.

En base a esas tres ideas, después de leer varios libros del propio Osho y de investigar sobre enseñanzas budistas y taoístas, hace ya muchos años que redacté “mis 10 mandamientos”. Copié de aquí y de allá, resumí y traté de refundir en diez puntos lo que me pareció más importante. Después de ponerlos por escrito los imprimí y durante años he llevado (y aún lo llevo) ese papelito plegado en mi cartera. Son para mí una referencia y una meta a la que aspiro llegar, si es que algún día logro llevarlos a la práctica y aplicarlos sin excepción. Creo que si todas las personas fuéramos capaces de cumplirlos, el mundo sería un lugar mucho mejor. Hoy me he decidido a publicarlos en este post, para compartirlos con quien esté interesado…

  1. Haba sólo cuando sea necesario. Piensa antes lo que vas a decir. Sé breve y preciso. Si no tienes nada bueno, verdadero y útil que decir, es mejor quedarse callado y no decir nada.
  2. No te comprometas facilmente y nunca hagas promesas que no puedas cumplir.
  3. No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas.
  4. Aprende a escuchar, como un espejo, sin emociones y sin prejuicios. Permite una comunicación sincera y fluida.
  5. No te des mucha importancia y se humilde. Si realmente hay algo que no sabes, acéptalo. No compitas con los demás. Ayuda a los otros a percibir sus virtudes, a brillar.
  6. Ten confianza en ti mismo. Preserva tu paz interior evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros. Sé discreto, preserva tu intimidad.
  7. Toma regularmente momentos de silencio interno, practica el arte de no hablar. Así te volverás impasible y desarrollarás el arte de hablar sin hablar, dejando aparecer la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría del silencio.
  8. Evita el hecho de juzgar y de criticar. Juzgar es una manera de esconder las propias debilidades: el sabio tolera todo y calla. Lo que te molesta de los otros no es más que una proyección de aquello que aún no has resuelto de ti mismo.
  9. Respeta la vida de los demás. No trates de forzar, manipular ni controlar a los otros. Deja que cada cual resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Conviértete en tu propio maestro y deja a los demás ser lo que son, según su capacidad.
  10. Ocúpate de ti mismo, no te defiendas. Al defenderte estás dando demasiada importancia a las palabras de los otros y le das más fuerza a su agresión. Al no defenderte estás mostrando que las palabras de los otros no te afectan. No necesitas a los otros para ser feliz.

NAMASTÉ!

 

Cristianismo: ¿religión monoteísta?

El emperador romano Constantino (272-337 d.C.) fue el que legalizó la religión cristiana mediante el edicto de Milán (313 d.C.), poniendo fin a las persecuciones que habían sufrido los cristianos hasta entonces. En ese edicto no sólo se permitía profesar la religión cristiana, sino cualquier otra, permitiendo que cada persona pudiera adorar a la divinidad que quisiera. Fue el reconocimiento por tanto, de la libertad religiosa para todos los ciudadanos romanos.

Pero en la práctica, y como tantas veces ha ocurrido a lo largo de la historia, los hechos no coincidieron con lo legislado, ya que los hasta entonces perseguidos cristianos se convirtieron en perseguidores: desde el año 314 comenzaron los ataques a los paganos, incluyendo asesinatos de sacerdotes y destrucción de templos.

Los cristianos habían pasado de ser apenas 40.000 en el año 150 a más de 6.000.000 en el año 300, lo que suponía tan sólo el 10% de la población. Sin embargo consiguieron que Constantino prohibiera la construcción de estatuas de los antiguos dioses romanos (319 d.C.) y que se rindiera culto a las existentes.

Tan solo un año después del primer concilio de Nicea (325 d.C.), Constantino ordenó también la destrucción de todas las imágenes, así como la incautación de los bienes de los templos paganos.

Posteriormente, hubo un intento de renovación de la religión romana tradicional a cargo del emperador Juliano II (llamado por los cristianos El Apóstata), que fue el último emperador pagano, pues tras su muerte el cristianismo terminaría de consolidarse. Finalmente, el emperador Teodosio I (380 d.C.) declaró el Cristianismo la única religión imperial legítima, prohibiendo la adoración pública de los antiguos dioses.

Parecería que a finales del siglo IV el politeísmo llegaba a su fin en Occidente y una religión monoteísta imponía sus tesis. Pero en los siglos venideros la práctica distó mucho de la teoría: el número de santos y vírgenes a venerar creció por millares, y la gran mayoría de los cristianos compartieron su devoción a su dios con la que profesaban hacia “sus” santos o vírgenes particulares, contradiciendo con esas prácticas todas las enseñanzas del profeta Jesucristo, fundador del Cristianismo. Este, en sus tres años de vida pública, repitió un mensaje que no dejaba lugar a la duda: no había que adorar más que a Dios. En ninguna ocasión recomendó adorar a su madre ni por supuesto a él mismo…

Ese politeísmo encubierto hace que en la actualidad los cristianos ingleses se sientan protegidos por san Jorge, los escoceses por san Andrés, los franceses por san Martín o los españoles por Santiago apóstol; que ciudades y pueblos tengan sus santos y vírgenes a quienes venerar: en España los madrileños adoran a san Isidro y a la virgen de la Almudena, los sevillanos a san Fernando y a la virgen de los Reyes, los valencianos a san Vicente y a la virgen de los Desamparados…

Las profesiones tienen también “sus” santos protectores: los arquitectos a santo Tomás, los agentes de la propiedad a santa Teresa de Ávila, los carpinteros a san José, los  conductores a san Cristóbal o los funcionarios a san Mateo…

Incluso las enfermedades tienen también “sus” santos particulares: para el dolor de cabeza san Acadio, para las enfermedades intestinales san Erasmo, para la epilepsia san Vito, para  la garganta y enfermedades respiratorias san Blas, para el dolor de muelas santa Apolonia…

Y en muchas ocasiones los santos cristianos no solo se parecían a los antiguos dioses politeístas, sino que a menudo eran los mismos: por ejemplo, la diosa principal de la Irlanda céltica era Brígida y la santa más venerada de la Irlanda cristianizada Santa Brígida.

Si Jesucristo levantara la cabeza…

 

 

Espiritualidad vs. religiones…

* Religiones hay muchas (demasiadas?)… La espiritualidad es una.

 * La religión es para los dormidos… La espiritualidad es para los despiertos.

 * La religión es para aquellos que necesitan que alguien les guíe… La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.

 * Cada religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas e incuestionables que han de seguirse sin rechistar… La espiritualidad te invita a razonarlo todo, cuestionarlo todo y decidir tus acciones asumiendo las consecuencias.

 * La religión amenaza y amedrenta… La espiritualidad te da paz interior.

 * La religión habla de pecado y de culpa… La espiritualidad te dice “ya pasó, no te remuerdas por ello, levántate y aprende del error”.

 * La religión lo reprime todo, te vuelve falso… La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

 * La religión se te inculca desde niño, se te obliga a aceptarla, como esa sopa que no quieres tomar… La espiritualidad es el alimento que tú mismo buscas. 

 * La religión inventa… La espiritualidad descubre.

 * La religión es humana, es una organización con reglas… La espiritualidad es divina, sin reglas.

 * La religión es causa de división… La espiritualidad es motivo de unión.

 * La religión te busca para que creas… La espiritualidad la tienes que buscar tú.

 * La religión sigue los preceptos de un libro sagrado… La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

 * La religión se alimenta del miedo… La espiritualidad se alimenta de la confianza.

 * La religión te hace vivir en el pensamiento… La espiritualidad te hace vivir en la Conciencia.

 * La religión se ocupa del hacer… La espiritualidad se ocupa del Ser.

 * La religión te alimenta el Ego… La espiritualidad te hace trascenderlo.

 * La religión te hace renunciar al mundo… La  espiritualidad te hace disfrutar de él.

 * La religión es adoración… La espiritualidad es Meditación.

 * La religión es seguida por las masas… La espiritualidad es individualidad.

 * La religión sueña con la gloria y el paraíso… La espiritualidad te hace vivirlo aquí y ahora.

 * La religión vive en el pasado y en el futuro… La espiritualidad vive en el presente, en el aquí y ahora.

 * La religión te da promesas para después de la muerte… La espiritualidad te da la iluminación en esta vida, en tu interior, en el aquí y el ahora.

“C’s” se hace mayor…

http://www.elconfidencial.com/espana/2017-02-05/rivera-apela-liberales-cadiz-constitucion-ciudadanos-partido-de-gobierno_1326939/

Albert Rivera se hizo famoso en 2006 al salir desnudo en los carteles de un nuevo partido llamado Ciudadanos, cuya lista encabezaba, y que finalmente obtendría 3 escaños. Me resultó un gesto atrevido, fresco y simpático y a partir de ahí le seguí la pista…

Me sorprendió gratamente su valentía al enfrentarse al nacionalismo catalán, consentido durante décadas en función de los intereses electorales, tanto por el PSOE como por el PP. Era el único político que tenía la osadía de hablar en español en el parlamento autonómico y de enfrentarse a la locura nacionalista abiertamente. Carecía de las hipotecas de los dos grandes partidos españoles, siempre cómplices del nacionalismo en asuntos tan vergonzantes como la “inmersión lingüística”, con la que han conseguido imponer que ningún niño pueda estudiar en español en un colegio público de esa región de España…

Su valentía no le salió gratis y a los pocos meses empezó a recibir amenazas de muerte y “recomendaciones” de abandonar la política. Pero lejos de amilanarse continuó con su carrera política y en 2010 volvió a presentarse como cabeza de lista a las elecciones catalanas, sacando de nuevo 3 escaños.

En las siguientes elecciones autonómicas de Noviembre de 2012 triplicó sus resultados, pasando de 3 a 9 escaños, lo que hizo que mi admiración hacia este joven abogado catalán siguiera en aumento.

Por ese motivo, cuando el sábado 18 de Enero de 2014 Albert Rivera vino a Sevilla a presentar su plataforma Movimiento Ciudadano, fui una de las 1.400 personas que asistieron al Palacio de Exposiciones y Congresos (FIBES). Hasta ese momento me sentía un huérfano ideológico y su discurso directo, huyendo de descalificaciones y enfrentamientos (tan habituales en el resto de políticos), pero lleno de ilusión y de propuestas para mejorar España, reconozco que me cautivó. Al bipartidismo del compadreo y de la corrupción le acababa de salir un duro competidor, pero esta vez desde opciones sensatas y pacíficas, lejos de populismos y de ideologías caducas…

Como muchos otros miles de personas en toda España, me afilié a la plataforma con la esperanza de que Ciudadanos diera el gran salto a la política española. Algo que finalmente sucedió: Albert Rivera expandió su partido para alcanzar nivel nacional y tras varios intentos fallidos de colaboración con UPyD, decidió la aventura en solitario.

Con el objetivo de convertirse en candidato a la presidencia del Gobierno tuvo que abandonar la política catalana. Pero el trabajo en aquella comunidad ya estaba hecho y la maquinaria funcionó perfectamente: en las elecciones autonómicas de Septiembre de 2015, el partido Ciudadanos encabezado por Inés Arrimadas se convirtió en la segunda fuerza política catalana con 25 escaños, superando ampliamente al PSC (16) y al PP (11).

Después llegarían las dos elecciones generales españolas, en las que Ciudadanos se ha consolidado como la cuarta fuerza política, demostrando capacidad de pactar a ambos lados (tanto a nivel nacional como autonómico), sin ningún tipo de prejuicios, algo que muchos no le perdonan.

Ahora, tras el congreso de este pasado fin de semana, el partido Ciudadanos ha dado un paso hacia delante, para pasar a ser en breve partido de gobierno. Además se ha definido claramente como liberal, dejando a un lado la manida socialdemocracia

Le deseo el mayor de los éxitos a Albert Riera y a su partido. Estoy convencido de que su discurso amable, racional, constructivo, liberal y moderno acabará convenciendo a más millones de españoles. Especialmente a todos los que están hartos del cainismo de las derechas y las izquierdas, de que les sigan hablando de una Guerra Civil que no vivieron, de las historias de abuelos y bisabuelos muertos en uno y otro bando hace ya 80 años…

España se merece tener, más pronto que tarde, un Presidente del Gobierno moderno, capaz de hablar en inglés, con un discurso del siglo XXI basado en las necesidades de las personas y dispuesto a desmontar todo ese exceso de sector público que PSOE y PP montaron durante décadas para colocar a los suyos (y pagado con nuestros impuestos!), tanto a nivel nacional, como autonómico y local.

La fuerza de la pareja

Da igual que sean una pareja de campesinos sin apenas cultura o el mismísimo presidente de los EEUU y su esposa…

Una pareja unida no es una simple suma de dos miembros, sino la multiplicación de las virtudes de ambos, por efecto de la motivación, de la entrega, del amor y de todo aquello que se construye juntos con el paso del tiempo…

Esa fuerza de la pareja llega incluso a desafiar a las matemáticas, hasta el punto de hacernos sentir que

1 + 1 = 3

Un buen ejemplo de esto se puede ver en el discurso de despedida de Barak Obama, donde muestra emocionado su agradecimiento a su esposa Michelle: