La “guerra del COVID” y las colas del hambre

Si hace un año nos hubieran dicho que en España en 2020 iba a suceder algo que provocaría más de 60.000 muertes (los mismos que causó la guerra de Cuba a finales del siglo XIX), nos habríamos podido imaginar muchas cosas: una guerra civil provocada por otro golpe de Estado en Cataluña, la explosión de una central nuclear, un terremoto… pero difícilmente lo que está sucediendo.

Sin duda la pandemia provocada por el COVID19 es mundial, pero la penosa gestión del problema es responsabilidad de los incompetentes gobernantes que nos toca padecer. Muchas guerras han causado menos muertes. España está en cabeza en el ranking mundial de infectados y muertos por millón de habitantes, de sanitarios contagiados, de ancianos fallecidos en residencias, de caída del PIB… en definitiva: somos líderes en incapacidad, ineptitud e ineficiencia. Todo ello por obra y gracia de este gobierno guerracivilista, empeñado en dividir a los españoles en base a sus cruzadas ideológicas, basadas en el odio y la aniquilación del discrepante.

En lugar de dedicar todos sus esfuerzos a luchar contra la enfermedad, han aprovechado para llevar a cabo un recorte de derechos sin parangón en las cuatro largas décadas de democracia. La censura se ha convertido ya en algo cotidiano y los pactos con los peores criminales y delincuentes del panorama español en lo habitual. Para los psicópatas que nos gobiernan son mejores los terroristas con centenares de muertes a sus espaldas, que los millones de españoles que no votan a la izquierda.

La radicalidad de Sánchez queda patente cada día, rebasando todas y cada una de las líneas rojas que provocaron que el PSOE le destituyera de su cargo hace apenas cuatro años. Su venganza se está imponiendo sobre sus responsabilidades de Estado. Ha dinamitado su partido y compite con Podemos por ver quien hace más por destruir España. Su blanqueamiento de ETA y de los golpistas catalanes, sus ataques a la Constitución, su desprecio por la separación de poderes o sus humillaciones al Rey, son el pan nuestro de cada día. Leyes como la de educación (Ley Celáa), creada exclusivamente para enfrentar, para adoctrinar, para arruinar a la escuela concertada y de educación especial, para eliminar el idioma español de la enseñanza en algunas regiones, etc., son claros ejemplos de la calaña de este gobierno.

Pero aparte de todas esas medidas ideológicas de tufo totalitario, el principal daño colateral que está generando la nefasta gestión de la pandemia es el económico. Estamos sufriendo la mayor caída del PIB y el mayor aumento de la deuda pública y del déficit de la Historia. Cien mil empresas han tenido que cerrar. Millones de trabajadores por cuenta ajena, autónomos y empresarios están sufriendo la peor crisis de sus vidas, al haber sido desposeídos por el gobierno de su derecho a trabajar. Familias enteras se hacinan cada día en los comedores sociales de Cáritas y ante los supermercados gestionados por esta ONG católica se forman a diario las vergonzosas “colas del hambre”.

Todo esto conviviendo con el gobierno más caro y más numeroso (tanto en ministerios como en asesores) de la democracia. La indecencia de esta gentuza es tal que no han tenido pudor en subirse el sueldo, con la que está cayendo… Por no hablar de los despilfarros con nuestro dinero para todas sus estupideces ideológicas, de las que deberían olvidarse (al menos en estos tristes momentos) si fueran unos buenos gestores.

Y encima todos estos españoles de bien abandonados a su suerte, tienen que ver por la televisión a los miles de inmigrantes ilegales que llegan a las costas de Canarias, alojados en hoteles de lujo (por orden del gobierno socialcomunista), con pensión completa pagada sine die con el dinero de los contribuyentes!

Sólo me queda una esperanza ante tanto despropósito: que más pronto que tarde nos intervengan desde la UE y el FMI, y con ello toda esta banda criminal de gobernantes salga por la puerta de atrás. Los recortes sin duda van a ser tremendos, pero el precio a pagar será soportable si nos liberan del yugo que nos ha impuesto la pareja tóxica ahora en el poder…

Un comentario sobre “La “guerra del COVID” y las colas del hambre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s