La quiebra de la Seguridad Social

La actual Seguridad Social es la heredera del Instituto Nacional de Previsión, creado en 1908 para integrar las distintas cajas que gestionaban diversos seguros sociales. Con el paso de los años fueron apareciendo nuevas figuras como el Retiro Obrero (1919), el Seguro Obligatorio de Maternidad (1923), el Seguro de Paro Forzoso (1931), el Seguro de Enfermedad (1942) y el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) en 1947.

Simultáneamente a los seguros anteriores, se desarrollaron otros mecanismos de protección de carácter sectorial, a través de las Mutualidades Laborales, con el objetivo de complementar la protección existente.

Todo este complejo entramado se trató de simplificar con la Ley de Bases de la Seguridad Social (1963) y la Ley General de la Seguridad Social (1966), al objeto de implantar un modelo generalizado de protección social, de gestión pública.

Pero todas estas medidas que se fueron tomando a lo largo del siglo XX, basadas en datos estadísticos de la primera mitad del siglo, se han visto afectadas por el espectacular incremento de la esperanza media de vida en nuestro país, que ha pasado de los 40 años en 1900 a los 80 en el 2000! Hay que tener en cuenta que hasta la década de los 30 no se superaron en España los 50 años de esperanza media de vida… Esto quiere decir que una gran parte de la población, después de haber estado cotizando durante años, no llegaba a cobrar ni una peseta de pensión porque se moría antes de alcanzar la edad de jubilación.

En nuestros días, la esperanza media de vida ronda los 83 años, mientras que el promedio de edad de jubilación está en torno a los 64. Lo que significa que los españoles se pasan por término medio casi dos décadas (19 años) disfrutando de su pensión de jubilación!

Imaginemos que ese español promedio se hubiera pasado la friolera de 45 años trabajando ininterrumpidamente: desde los 19 a los 64. Pues bien, teniendo en cuenta que el importe cotizado entre empresa y trabajador apenas llega a un tercio de la base anual de cotización, en realidad por 45 años cotizados (que es muchísimo más de lo habitual) se habrían acumulado recursos para cubrir 15 de pensión (un tercio de los 45 años). Es decir, 4 años menos de los 19 efectivamente cobrados. Y no entro a considerar la deflación acaecida durante todos esos años…

Pero ese ejemplo extremo que he puesto, de alguien que hubiera cotizado durante 45 años (y a pesar de ello se demuestra que no son suficientes para cubrir su pensión), no se corresponde ni mucho menos con la realidad. Como bien explica el artículo de El Economista del pasado día 6 de Noviembre (https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/9500853/11/18/A-pesar-de-lo-piensa-cada-pensionista-percibe-un-44-mas-de-lo-que-ha-cotizado-en-su-vida.html), en realidad cada pensionista recibe por término medio un 44% más de lo que realmente cotizó a lo largo de su vida laboral…

Este enorme desfase se pudo aguantar durante los años previos a la crisis, en los que hubo un fuerte crecimiento económico, un desempleo bajo, altos salarios y una proporción mayor entre el número de cotizantes y el de pensionistas: a finales de 2007 teníamos 271 cotizantes por cada 100 pensionistas, mientras que a finales de 2017 habíamos bajado a tan sólo 223, lo que representa una disminución del 17,7%. Y encima, mientras que los salarios medios han ido disminuyendo, las pensiones medias han ido aumentando!

En cifras absolutas, el sistema ha pasado de tener un superávit récord de 13.680 millones de €uros en 2007, a un déficit récord de 18.800 millones en 2017. Lejos de mejorar, después de 8 años consecutivos de déficit, las previsiones para los próximos años son desoladoras: en 2018 se batirá el récord con unos 19.500 millones y en 2019 se empeorará todavía más, llegando a unos 21.000 millones de €uros de déficit!

La insostenibilidad del sistema actual de Seguridad Social es por tanto más que evidente, pero nuestros políticos han pasado del “es imposible subir las pensiones con el IPC, qué más quisiera yo” del Rajoy de principios de año, a la situación actual en la que de forma totalmente irresponsable se sigue acelerando la quiebra del sistema.

Ninguna empresa (ni privada ni pública), por muy grande sea, puede permitirse el lujo de perder cada año tantos miles de millones de €uros. Mientras tanto los políticos prefieren seguir engañando a los contribuyentes y estos prefieren seguir ignorando la realidad. Pero ningún desequilibrio puede perdurar para siempre y tarde o temprano habrá que tomar medidas drásticas si no queremos que en unos pocos años la quiebra de la Seguridad Social acabe provocando la quiebra del Estado en su totalidad.

Y esas medidas drásticas, por desgracia se resumen en tan sólo dos (o en una combinación de ambas) por el lado del gasto, ya que la posibilidad de una subida de ingresos del sistema que enjuague el enorme déficit actual, no es más que una utopía:

  1.  Elevación de la edad de jubilación y de los años necesarios para percibir el 100% de la pensión. Recordemos que con la última reforma, cuya aplicación transitoria culminará en 2027, se necesitarán 38,5 años cotizados para poder jubilarse a los 65 con el 100%; en caso contrario habrá que esperar hasta cumplir los 67 y tener al menos 37 cotizados. Pues bien, no nos extrañemos de que en los próximos años estas cifras se eleven hasta los 40 años cotizados y hasta los 68/70 años de edad de jubilación…
  2. Congelación (como ya sucedió en 2011 con Zapatero) o incluso reducción de las pensiones (como ya ha ocurrido en más de un país).

Seguir mintiendo a los españoles no hace sino agravar año a año la situación. Y cuanto más tardemos en reaccionar y en tomar las medidas necesarias, mayor habrá de ser la dureza de las mismas!

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “La quiebra de la Seguridad Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s