Carencias educativas

Estoy a punto de terminar la novela “Donde tus sueños te lleven (tu pasado no determina tu futuro)” del comunicador Javier Iriondo. Es una especie de ensayo novelado, muy inspirador, lleno de útiles consejos para incorporar a nuestra vida cotidiana. Son ideas que llevadas a la práctica nos aportan esa serenidad, ese equilibrio y esa paz interior que hacen que nos sintamos más completos y felices con nuestras vidas.

Junto con la novela histórica, este tipo de literatura de apoyo al crecimiento personal es mi preferida. Y cada vez que termino uno de estos libros se me viene a la cabeza la misma reflexión, que voy a tratar de compartir en este post y que podría resumirse en una frase: ¿no habríamos sido todos mucho más felices si nos hubieran inculcado educación emocional desde la infancia?

Desde pequeños nos enseñan lenguaje, idiomas, geografía, matemáticas, etc., pero luego en la vida tenemos que lidiar sobre todo con emociones y enfrentarnos a situaciones para las que no fuimos educados en absoluto: problemas en la relación con nuestros padres y hermanos, con los amigos y compañeros, con nuestras parejas, con nuestros jefes y colegas de trabajo… En muchas ocasiones no somos capaces de resolverlos de una forma asertiva y se generan las frustraciones y los conflictos. Nadie nos enseñó a hacerlo porque parecía que lo más importante era la educación académica, cuando en realidad lo verdaderamente importante es la educación para la vida!

No te enseñan a vivir en pareja, a construir ese vínculo afectivo fuerte que nos complementa como personas y que debe ser condición sine qua non para que, quienes lo deseen, posteriormente se conviertan en padres. Nadie nos enseñó que en la vida si se tienen claros “el qué” y “el porqué”, se encuentra “el cómo”; y esto funciona tanto a nivel individual como de pareja. Por esa desinformación y falta de preparación emocional, en la mayoría de las relaciones de pareja se acaba perdiendo la perspectiva, el valor de ese objetivo compartido (“el qué” y “el porqué”) y convirtiéndose en una lucha de egos que tarde o temprano termina en ruptura. Y el principal problema es que habitualmente el hecho de cambiar de pareja no resuelve nada, ya que si no hay crecimiento personal, las personas solemos repetir los mismos errores una y otra vez…

Tampoco nos enseñan a gestionar nuestras emociones, a relajarnos en los momentos en los que el estrés nos atenaza, con las consecuencias negativas que esto tiene para nuestra salud (contracturas musculares, enfermedades psicosomáticas, etc.). Pues bien, como practicante habitual de yoga, disciplina que aparte del trabajo postural incluye relajación y meditación, considero que sería muy positivo para los niños su aprendizaje, debido a sus importantes beneficios psicológicos (mejora de la atención, de la concentración, del autocontrol, etc.). Tanto o incluso más que la gimnasia y el deporte en general, que ya se incluyen en la formación académica.

Quiero aprovechar también este post para promocionar la labor de mi amiga, colega fotógrafa y profesora de yoga, Raquel Piñero, pionera en Andalucía en el fomento del yoga infantil. Para quien esté interesado en conocer su centro de yoga para niños en Sevilla, os dejo la dirección de su bonita página web: http://yogakids.es

Por último desear que más pronto que tarde se lleven a cabo las reformas educativas que necesita España; que lo hagan con visión de futuro y sin la politización habitual y que introduzcan de una vez por todas entre las materias obligatorias la educación para el desarrollo de la inteligencia emocional. Cuando esto suceda, las generaciones venideras seguro que estarán mucho más preparadas para la gestión de sus emociones y de los muchos conflictos que se presentan a lo largo de una vida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s