Cristianismo: ¿religión monoteísta?

El emperador romano Constantino (272-337 d.C.) fue el que legalizó la religión cristiana mediante el edicto de Milán (313 d.C.), poniendo fin a las persecuciones que habían sufrido los cristianos hasta entonces. En ese edicto no sólo se permitía profesar la religión cristiana, sino cualquier otra, permitiendo que cada persona pudiera adorar a la divinidad que quisiera. Fue el reconocimiento por tanto, de la libertad religiosa para todos los ciudadanos romanos.

Pero en la práctica, y como tantas veces ha ocurrido a lo largo de la historia, los hechos no coincidieron con lo legislado, ya que los hasta entonces perseguidos cristianos se convirtieron en perseguidores: desde el año 314 comenzaron los ataques a los paganos, incluyendo asesinatos de sacerdotes y destrucción de templos.

Los cristianos habían pasado de ser apenas 40.000 en el año 150 a más de 6.000.000 en el año 300, lo que suponía tan sólo el 10% de la población. Sin embargo consiguieron que Constantino prohibiera la construcción de estatuas de los antiguos dioses romanos (319 d.C.) y que se rindiera culto a las existentes.

Tan solo un año después del primer concilio de Nicea (325 d.C.), Constantino ordenó también la destrucción de todas las imágenes, así como la incautación de los bienes de los templos paganos.

Posteriormente, hubo un intento de renovación de la religión romana tradicional a cargo del emperador Juliano II (llamado por los cristianos El Apóstata), que fue el último emperador pagano, pues tras su muerte el cristianismo terminaría de consolidarse. Finalmente, el emperador Teodosio I (380 d.C.) declaró el Cristianismo la única religión imperial legítima, prohibiendo la adoración pública de los antiguos dioses.

Parecería que a finales del siglo IV el politeísmo llegaba a su fin en Occidente y una religión monoteísta imponía sus tesis. Pero en los siglos venideros la práctica distó mucho de la teoría: el número de santos y vírgenes a venerar creció por millares, y la gran mayoría de los cristianos compartieron su devoción a su dios con la que profesaban hacia “sus” santos o vírgenes particulares, contradiciendo con esas prácticas todas las enseñanzas del profeta Jesucristo, fundador del Cristianismo. Este, en sus tres años de vida pública, repitió un mensaje que no dejaba lugar a la duda: no había que adorar más que a Dios. En ninguna ocasión recomendó adorar a su madre ni por supuesto a él mismo…

Ese politeísmo encubierto hace que en la actualidad los cristianos ingleses se sientan protegidos por san Jorge, los escoceses por san Andrés, los franceses por san Martín o los españoles por Santiago apóstol; que ciudades y pueblos tengan sus santos y vírgenes a quienes venerar: en España los madrileños adoran a san Isidro y a la virgen de la Almudena, los sevillanos a san Fernando y a la virgen de los Reyes, los valencianos a san Vicente y a la virgen de los Desamparados…

Las profesiones tienen también “sus” santos protectores: los arquitectos a santo Tomás, los agentes de la propiedad a santa Teresa de Ávila, los carpinteros a san José, los  conductores a san Cristóbal o los funcionarios a san Mateo…

Incluso las enfermedades tienen también “sus” santos particulares: para el dolor de cabeza san Acadio, para las enfermedades intestinales san Erasmo, para la epilepsia san Vito, para  la garganta y enfermedades respiratorias san Blas, para el dolor de muelas santa Apolonia…

Y en muchas ocasiones los santos cristianos no solo se parecían a los antiguos dioses politeístas, sino que a menudo eran los mismos: por ejemplo, la diosa principal de la Irlanda céltica era Brígida y la santa más venerada de la Irlanda cristianizada Santa Brígida.

Si Jesucristo levantara la cabeza…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s